De una entrevista a ELENA REYNAGA

ENTREVISTA

De una  entrevista a ELENA REYNAGA , nació en la Provincia de Jujuy, tiene 56 años, dos hijos y tres nietos, cara visible y líder de la  Asociación de Meretrices de la Argentina (AMMAR), me pareció interesantísima,  iluminadora de un aspecto de  la realidad que nos desafío en el siglo XIX y hoy nos desafía.

 

Elena suele contar que cuando en el banco pone como profesión  "trabajadora sexual", lo corrigen como "ama de casa". Hace pocas semanas la  Legislatura de la ciudad de Buenos Aires la distinguió como Personalidad Destacada de los Derechos Humanos de la Mujer. En 2007, en la Conferencia Mundial de Sida, en México, su disertación fue aplaudida de pie por activistas, intelectuales y científicos; a ella le temblaron las piernas… Quiere ser Psicóloga  Social…"Después de ser 30 años trabajadora  sexual, ¿sabés  con cuántos hombres  traté y escuché?. Lo que les pasa a los hombres no lo resuelve ni un congreso de psicólogos. No quiero perder tiempo en ellos. Prefiero ocuparme en mejorar la situación de las chicas."

 

¿Como anda el sector con esto de la crisis económica?

"Lindo tema. La gente piensa que a mayor pobreza, más chicas trabajando en la calle. Pero no es tan lineal. Sí es verdad que cada vez hay más chicas puertas adentro, en prostíbulos o cabarets. Y es un problema grave porque ahí es  donde hay tráfico de personas, corrupción de menores, drogas. Ahí las chicas están más expuestas y eso sí es preocupante. Pero no hay ni  menos ni más por la crisis.

 

El Intendente de Lonquimay, (ciudad de la  Provincia de la Pampa,  Argentina),

se opuso al cierre de un cabaret "porque da gratificación espiritual" a los jóvenes..

"Si justificás que exista un cabaret para que los muchachos se diviertan es porque tenés algo que ver con el negocio. ¿Nadie se pregunta quiénes son los verdaderos socios para que ese lugar funcione, de manera ilegal, a la vista de todos?. Y además, ése intendente es un consumidor: dijo por radio que había ido a los mejores cabarets del mundo".

 

Se me ocurre que hay distintas clases de prostitución, algunas  más tolerantes y asumidas.

"Sí , y es producto de la hipocresía. Hay mujeres que son amantes de un hombre que le pasa  todos los meses un cheque, pero no le hacen cargo de lo que significa. Una señora platinada y mediática dice en televisión que cobra tantos miles de pesos; otro señor  también mediático, cuenta que vive de las mujeres. Es decir, que es un proxeneta y debería ir preso. Pero no pasa nada. Esas cosas se aceptan. O al menos, la gente las tolera."

 

¿Cuál es la razón de ser de AMMAR?. ¿Prostitución cero?

La utopía es que ninguna mujer necesite pararse en una esquina. Para eso  nos debemos un país democrático con justicia social en serio. Habría una diferencia entre elegir y optar. Nosotras, como la clase trabajadora en general, optamos. No elegimos. Y si, pudiendo elegir, una mujer se para en una esquina, ¿quiénes somos los demás para decirle algo?.

 

 

 

 

 

 

 

 

 



14/11/2009
1 Poster un commentaire

Inscrivez-vous au blog

Soyez prévenu par email des prochaines mises à jour

Rejoignez les 557 autres membres